27 febrero 2011

Objetivos de la ley de primer empleo

Uno de los principales factores de discriminación laboral en Colombia es la edad. Con la entrada en rigor de esta ley se busca crear cerca de 2.5 millones de empleos.

Esta ley es un incentivo a los empresarios para formalizar el trabajo a personas menores de 28 años y madres cabeza de familia mayores de 40 años. La ley 1429 (ley del primer empleo) tiene 4 principales objetivos:

1. Formalizar las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

2. Simplificar los trámites para la formalización de las empresas.

3. Controlar el surgimiento de firmas fachadas que accedan a estos beneficios.

4. Crear nuevos puestos de trabajo y reducir la informalidad.

La ley beneficiaria a los empresarios excluyéndolos del pago de los parafiscales (Sena, Instituto del Bienestar Familiar y las Cajas de Compensación Familiar). Es obvio que el principal objetivo de esta ley es reducir el desempleo juvenil en Colombia, el cual hoy se ubica en 18.8%.

29 julio 2009

El gran reto de Uribe: Disminuir la inflación y aumentar el empleo

BOGOTÁ-COLOMBIA. El tema cambiario en Colombia se convirtió en un dolor de cabeza para el Gobierno. La situación es de tal magnitud que los integrantes del Banco de la República lograron el rótulo de asiduos visitantes de la Casa de Nariño. Y no es para menos. La tasa promedio del dólar rompió hace unos meses la barrera de los 1700 pesos, llevando la revaluación> a índices superiores al 13.4 por ciento.

A pesar de las fórmulas adoptadas por el Emisor para frenar la caída de la divisa norteamericana, los síntomas de la desaceleración de la economía se agudizaron al punto que el presidente Álvaro Uribe cuestionó al Banco de la República sobre la eficacia de la medicina empleada para combatir la inflación.

El panorama es tan “oscuro” para el sector empresarial que el comportamiento del dólar originó despedidos masivos en ciertos sectores de la economía, que hacen pensar que el reto del Gobierno para el segundo semestre de 2009 deberá concentrarse en disminuir la inflación y de paso generar empleo.

Así las cosas mientras en el terreno de la seguridad democrática, los golpes a la FARC alimentan la popularidad del Jefe del Estado, en el campo de la economía las medidas adoptadas para taponar las fisuras originadas por el precio del dólar, parecen no tener éxito> y la apreciación de la tasa de cambio continúa en> “caída libre”, como sino existiera piso.

Los expertos coinciden en afirmar que este panorama obedece al efecto de la tendencia internacional de debilitamiento del dólar, el aumento de las exportaciones de materias primas y, parte, con la avalancha de divisas producto de la> inversión extranjera directa. Lo cierto es que el debate en torno a que hacer frente al dólar será intenso. La razón es una situación que preocupa tanto al Gobierno, a los empresarios, a los integrantes de la Junta Directiva del Banco de la República y, por supuesto, a los ciudadanos quienes se ven impotentes ante el alto costo de vida.

¿Qué se podría hacer? Los caminos de solución no fáciles de adoptar. Por ejemplo, se podría optar por aumentar los encajes bancarios para restringir el crédito. Dicha medida, podría bajar las tasas de interés. También sería oportuno que la administración Uribe moderara el gasto público. Sin embargo, en este campo se verían afectados sectores como la seguridad e infraestructura. Esta última, sometida a las devastadores consecuencias de la temporada invernal.

Es evidente que el país no resiste un segundo “temblor” revaluacionista, si se tiene en cuenta el crecimiento de las exportaciones que alcanzaron el 41 por ciento en el primer trimestre de 2009, gracias al auge en los precios de las materias primas que vende Colombia. En otras palabras, la respuesta institucional frente al dólar deberá ser contundente.

Es decir, se requiere una estrategia con el protagonismo del Gobierno y del Emisor. Otra salida daría un pésimo mensaje a aquellas compañías extranjeras que han anunciado su interés de adelantar grandes proyectos de infraestructura y de ensanche en sectores de la industria.

Bajo este escenario, la bandera de todos los actores de la economía, incluido el propio Ejecutivo, será el de mantener el dinamismo inversor, en particular en el sector privado, orientado a garantizar la sostenibilidad. No en vano, un esfuerzo inversor del sector privado de largo aliento, permitirá expandir la base productiva del país, mejorando las condiciones para ampliar la oferta productiva y, de esta forma, hacer sostenibles crecimientos mayores de la demanda a futuro y, por lo tanto, del producto.

En este sentido, el presidente Uribe y su gabinete saben que este reto se ve amenazado por las crecientes necesidades de financiamiento interno del sector público, que desplazará el ahorro disponible de la economía hacia la financiación pública. Es evidente que, en medio de este juego de medidas monetarias, el desequilibrio de las cuentas fiscales continuará y por lo tanto se deberán explorar todas las alternativas para su financiación.

De una u otra manera, de julio a diciembre del presente año la ruta de la economía colombiana tendrá como primer capítulo el apoyo a la inversión del sector privado. Sólo de esta manera se podría cristalizar que los excedentes de la economía se orienten a procesos productivos que, necesariamente, impulsarán el crecimiento. De lo contrario, la crisis social y financiera llegará a su punto más alto, en medio del inicio del calendario electoral, que culminará con la elección de un nuevo Congreso en el marzo de 2010 y la primera vuelta presidencial, dos meses más tarde.

Todo profesional en el país ha desmejorado su nivel de ingresos.

Investigación mostró que todo profesional en el país ha desmejorado su nivel de ingresos.

Según un estudio del Ministerio de Educación y Fedesarrollo, los profesionales colombianos no se sienten bien remunerados, incluidos los ministros.

Sin embargo, son los administradores de empresas los mejor pagos del país, carrera universitaria que también es una de las más estudiadas.

Entre el 2001 y el 2008 obtuvieron este título 261.546 personas, convirtiéndose en la preferida de los bachilleres que acceden a la educación superior.

Le siguen las ingenierías con 258.259 profesionales.

Y en cuanto a los ingresos, se reiteró una vez más que entre mayor sea el nivel de estudio, mayor es el salario.

Lo interesante es que en el segundo semestre del 2008 se produjo una leve reducción del promedio de ingresos en los profesionales.

“Un recién graduado en el 2007 ingresaba al mercado laboral ganando (en promedio) $1.689.346, mientras que el año pasado la cifra bajó a $1.528.679”, explicó la ministra de Educación, Cecilia María Vélez.

No obstante, los técnicos y tecnólogos presentan la mayor caída en los ingresos en el último año. Como si fuera poco, sólo 60 de cada 100 personas con este tipo de estudios logra ejercer sus conocimientos en su actividad laboral, los demás se dedican a trabajos no relacionados con su capacitación.

Ante esta situación, la Jefe de la Cartera de Educación hizo un llamado a los centros de enseñanza y facultades para que adecuen la oferta académica con las necesidades del mercado”.

También se comprobó que los hombres ganan mejor salario que las mujeres.

“Puede ser un sesgo de género, pero también hay que entrar a analizar que los hombres estudian más carreras como la administración o ingenierías que son mejor remuneradas”, explicó la Ministra.

La principal dificultad para conseguir trabajo sigue siendo la falta de experiencia (39,5%) seguido de la inexistencia de trabajo disponible donde se habita.
Empero, la crisis económica, más que afectar las matriculas en las instituciones universitarias, se ve reflejada en que el salario de enganche de los egresados ha disminuido. “Esperamos que esta sea una medida transitoria, antes se hablaba de un enganche de $1.700.000 y actualmente se habla de $1.500.000, pero esperamos que esto cambie el próximo año, pues se venía creciendo de manera importante”, aseguró Vélez.

¿En qué se ha avanzado?

Entre el 2001 y 2008 se han otorgado 1.243.271 títulos educativos, lo que representó un crecimiento del 25% en ese periodo, según la Ministra de Educación.

La mayoría de ellos (en total 1.174.297) fueron concedidos por las Instituciones de Educación Superior (IES), mientras que los restantes 68.974 fueron entregados por el Sena.

Los datos del estudio realizado por el Ministerio, a través del Observatorio Laboral para la Educación, buscan saber si los técnicos, tecnólogos y profesionales están ejerciendo la carrera realizada o están desempeñando labores en otro tipo de campos.

“Según los resultados obtenidos de esta valoración, nos dimos cuenta que cerca de un 60% de tecnólogos afirmó estar realizando algo relacionado con su carrera y el 80% de los profesionales dijo estar ejerciendo”, aseguró la Ministra.

También destacó un aumento de los graduados en educación técnica profesional y tecnológica, la cual incrementó su participación de 7,4% en el 2002, a 17,1% en el 2008. El crecimiento de los graduados de la educación técnica profesional y tecnológica fue de 52,8%.

Por otra parte, el observatorio que realiza un seguimiento continuo del movimiento de los graduados reflejó que el 91,3% de los egresados, en los últimos dos años, consiguió trabajo a los siguientes seis meses de recibir su título.

“Debemos resaltar el incremento de ingreso a la educación superior de los estratos más bajos en los últimos años, pues en el 2003, un 23% de la población de estrato 3 tenía acceso a educación superior, para el año 2008 la cifra aumentó a casi un 50%”, resaltó Vélez.

“Estamos concentrando esfuerzos en áreas como administración e ingenierías, las cuales están creciendo de manera importante. Otras carreras, como las de ciencias básicas, así como los doctorados y las maestrías también han cobrado gran importancia a lo largo de este periodo”, complementó.

Mejores salarios

# La investigación permitió determinar que los egresados de algunas universidades acreditadas (14) obtienen mejores salarios que en otros centros de enseñanza.

# Por ejemplo, en el 2007 un graduado de Eafit obtenía un salario promedio al ingresar al mercado laboral de $2.698.254, a diferencia de la Universidad de Antioquia, de donde obtendría $1.582.299.

16 octubre 2007

Salud, educación y empleo para jóvenes, principales prioridades para el próximo Alcalde de Bogotá

Constituyen la cuarta parte de la población y 53 por ciento de ellos vive en condiciones de pobreza. Requieren educación superior, seguridad social que no dependa de sus padres y empleo, entre otras.

Basta señalar solo unas cifras para mostrar estas necesidades: el 15 por ciento de los 80 mil muchachos que se gradúan cada año como bachilleres logran un cupo en la educación superior; el año pasado hubo un aumento del 4 por ciento de embarazos en mujeres de 15 a 19 años con respecto al 2005 y el desempleo juvenil -por encima del 20 por ciento- dobla los porcentajes generales de desempleo.

"Hay que reconocerle a esta administración que por primera vez en un Plan de Desarrollo se habla de manera explícita de los jóvenes", explica el director del Observatorio de Juventud de la Universidad Nacional, Fabián Acosta.

Esta entidad, junto con la Fundación Restrepo Barco, Viva la Ciudadanía y el proyecto Bogotá Cómo Vamos (alianza entre la Fundación Corona, la Cámara de Comercio de Bogotá y la Casa Editorial EL TIEMPO), realizó una investigación para saber cómo está la juventud. El informe hace varios llamados para que se ponga más atención al acceso de los jóvenes al sistema de salud y, principalmente, al acceso a la educación superior. Le abona a esta administración el haber movilizado a 15 mil muchachos (entre 14 y 26 años) para que participaran en la formulación y redacción de la política de juventud, pero le preocupa que todo se quede en el papel. De hecho, señala que buena parte de las metas planteadas en el Plan de Desarrollo sobre el tema tuvo pobres resultados.

La reforma, en deuda

"Una de las principales causas fue el desorden institucional en el tema de juventud, que persiste a pesar de la reforma administrativa", señala Carlos Córdoba, coordinador de Bogotá, Cómo Vamos.

"Además se requiere una línea base de la situación de los jóvenes en Bogotá para que se puedan aplicar las medidas y las metas de la política formulada", explica Acosta, investigador principal del informe.

Según Carolina Triviño, gerente de la juventud del Instituto de la Participación del Distrito, la política cuenta con tres ventajas que permitirán su implementación.

"Constituye un decreto (el 482 del 2006) expedido por el Alcalde, tiene unos lineamientos que fueron dados por el Concejo de Bogotá mediante un Acuerdo y, lo más importante, fue apropiado por los jóvenes. Estoy segura de que las organizaciones juveniles y demás jóvenes van a exigir que continúe la política".

Triviño también asegura que se está creando un sistema de información que permitirá hacerle seguimiento a la puesta en práctica de este documento. "Queda una deuda pendiente en el tema de educación superior, pero nosotros trabajamos en básica y media en distintos frentes", señala.

Esos frentes son: mejorar la calidad de la educación para que los jóvenes puedan acceder a becas y permanecer en las universidades y realizar convenios con instituciones que les den a los muchachos herramientas que les permitan entrar al mercado laboral.

Además de estas acciones, los investigadores piden buscar soluciones en conjunto con el Gobierno Nacional para la productividad de los jóvenes, ampliar la mirada más allá del enfoque de riesgo en los temas de salud y articular bajo una sola directriz distrital la coordinación de la política de juventud.

53% de la población joven de la ciudad vive en condiciones
de pobreza. Mientras que la tasa de embarazos en mujeres de 15 a 19 años aumentó un cuatro por ciento entre el 2005 y el 2006.

Los investigadores recomiendan

Diseñar una política clara universitaria que dé oportunidades a los jóvenes. No puede haber una mejora en la situación de esta población si no accede a la educación superior, pues de ella depende que no caigan en el desempleo o en los empleos precarios.

Trabajar con el Gobierno Nacional en la elaboración de una propuesta en el sector salud que permita a los que no tienen trabajo y no están estudiando contar con seguridad social, pues en la mayoría de los casos los padres son quienes los afilian.

Crear políticas que hagan énfasis en la salud mental, pues estamos en un país en guerra, cuyas principales víctimas y victimarios es la población joven. Dar las condiciones para que se vuelvan exigibles los derechos a la salud y al bienestar de los jóvenes debe ser también una prioridad.

El Tiempo

03 setiembre 2007

Cede el desempleo en Colombia

Bogotá, Septiembre 3, (LA FM) La situación del mercado laboral en Colombia continúa mejorando. El desempleo se ubicó en 11.2% en julio de este año, es decir, 1.4 puntos por debajo del registro del mismo mes del año 2006 cuando era de 12.6%. Este nivel es el más bajo desde 2001, año en el que empezó a aplicarse la encuesta continua de hogares. “Esto indica un mejoramiento continuo del mercado laboral. Lo que está en concordancia con el excelente desempeño de la economía durante lo corrido del 2007”, señaló Diego Palacio Betancourt, Ministro de la Protección Social.

El mejor desempeño de los indicadores laborales se registró a nivel urbano. En las trece principales áreas metropolitanas el nivel de desocupación cayó casi dos puntos porcentuales ubicándose en 11.3% frente a 13.1% del año pasado. En estas zonas se registró un aumento de unas 169.000 nuevas plazas de trabajo mientras que el número de personas desocupadas disminuyó en 182.000.

Es de destacar el comportamiento de los indicadores trimestrales en Ibagué. En esta ciudad se registró una tasa de ocupación de 57.7%, frente a 53.0% del año pasado. Esta recuperación contribuyó a que su tasa de desempleo bajara al 14.7%, luego de que este indicador se hubiera mantenido en niveles alrededor del 20% por varios años. Montería, Cúcuta y Bucaramanga también mostraron un favorable comportamiento ya que sus niveles de desocupación disminuyeron en alrededor de cuatro puntos.

“Todos estos datos están reflejando mucho mejor la realidad laboral del país, ya que son cifras más comparables con las del año pasado”, agregó Palacio Betancourt. “Recordemos que a partir de julio del 2006 se empezaron a hacer algunos cambios en la forma como el DANE recolecta la información”, recalcó el Ministro.

En efecto, a partir de julio de 2006 el DANE amplió la muestra para dar cobertura a 10 ciudades más (adicionales a las típicas trece áreas metropolitanas), incorporó el Dispositivo Móvil de Captura (DMC), que había utilizado en el Censo eliminando el uso de papel y por ende el error de digitación, y empezó a hacer las primeras pruebas para recolectar la información a través del “informante directo” a cambio del “informante idóneo”.

La mejor situación del mercado laboral del país también se refleja en los registros administrativos de afiliación a la seguridad social, los cuales muestran incrementos sustanciales en los últimos meses indicando mayor calidad de los empleos. Por ejemplo, el número de afiliados a las cajas de compensación familiar, que se pueden considerar los empleos más formales, aumentó en 466.315 entre julio de 2006 y julio de 2007, para llegar a un total de 5.109.824 personas. Los afiliados a riesgos profesionales presentaron un aumento anual de 544.711 a junio, mientras que los cotizantes a los fondos de pensiones y al Instituto de Seguros Sociales, ISS, aumentaron en 472.487 personas para igual mes.

De esta manera, diversas fuentes de información confirman que el favorable crecimiento económico del país también se está reflejando en una mejor situación del mercado laboral en la que la creación de empleos de buena calidad es un hecho indudable.

24 agosto 2006

El 80 por ciento de las colombianas víctimas de trata de personas, ejercen la prostitución

El 80 por ciento de las colombianas que son víctimas de trata de personas, son obligadas a ejercer la prostitución, la mitad de las cuales son menores de edad
Así lo reveló la coordinadora del proyecto contra la trata de personas de Naciones Unidas, Adriana Ruiz, quien sostuvo que las cifras conocidas por el organismo son preliminares, ante la falta de un sistema oficial de información sobre la trata de personas.
"De las pequeñas muestras que nosotros conocemos, el 80 por ciento de los casos se refiere a mujeres, y el 50 por ciento de los casos a menores de edad", explicó la funcionaria.
Según los reportes preliminares de Naciones Unidas, Colombia está entre los 27 países con mayor incidencia de envío de personas hacia otros países para ser explotadas.
Los principales países hacia los cuales son conducidas las personas víctimas de la trata de personas: son Estados Unidos, España, Italia, Reino Unido, Canadá, Holanda y Belgica.
El representante en Colombia de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Sandro Calvani, reveló que a pesar de los avances en la legislación interna, Colombia continúa registrando uno de los más altos índices de denuncias como país de origen para la trata de personas.
Naciones Unidas alertó sobre los distintos tipos de trata, ya que no sólo se trata solamente de prostitución o trabajo forzado, sino que hay otras modalidades no menos preocupantes como la explotación por mendicidad, comercio de órganos o de bebes.
Según la ONU, actualmente en el mundo se ha triplicado el número de esclavos, comparativamente con el siglo XVII, cuando la trata de personas era permitida.
"Hoy en día la trata de los esclavos modernos se produce en condiciones aún más graves que las de antes porque no tienen derechos, les roban el pasaporte y les roban su propia identidad", indicó Sandro Calvani.
Radio Caracol

02 agosto 2006

Sube desempleo en Colombia

Bogotá/Corresponsal EDLP —Un total de 2.003.000 personas están sin empleo en Colombia, mientras aumentaron los índices del "rebusque", reveló hoy el estatal Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE).
Según el organismo, el desempleo en junio bajó 0.9 % en comparación con el mismo mes del año anterior, y se ubicó en el 10.5 %.
Mientras tanto, el subempleo ("rebusque") pasó de 31.5 % en junio del 2005, a 34.4 % en junio pasado. Lo anterior significa que en el país hay 7.237.000 personas en la informalidad laboral.
El DANE precisó que el comercio, los restaurantes, los hoteles, los servicios comunales, sociales y personales, la agricultura, la pesca, la ganadería, la caza y la silvicultura fueron los sectores económicos que más empleo generaron en el semestre pasado.
Sube precio de galón de gasolina
La gasolina en Colombia amaneció este martes con un alza de 89 centavos por cada galón y en los surtidores se expende a 5.980 pesos (2,6 dólares). En el año el aumento ha sido de 305 pesos.
Jorge Navia, presidente de Fendipetroleo, el organismo que aglutina a todos los distribuidores del combustible, pronosticó que el galón de gasolina en Colombia podría superar los 7 mil pesos (2,90 dólares) el galón al concluir el 2006.
El diesel, que mueve el transporte de carga y masivo de pasajeros, también subió 89 pesos y quedó, en promedio, a 4.508 pesos (1,9 dólar) por galón en el centro del país.
Las alzas obedecen a la prolongación de la política de internacionalización de los precios de los combustibles y al desmonte de los subsidios en Colombia.
El alza se produce en momentos en que hubo cambio en el Ministerio de Minas y Energía. El actual titular, Luis Ernesto Mejía, fue reemplazado por Hernán Martínez, quien asumió hoy.
El Diario de NY

04 julio 2006

Desempleo urbano en Colombia bajó en mayo del 2006

El desempleo urbano en Colombia bajó a un 13,1 por ciento en mayo del 2006, un mínimo histórico para ese mes que evidencia la recuperación de la economía del país, informó el viernes el gobierno.
En mayo del 2005 el nivel de desocupación laboral en el área urbana, medido en las 13 principales ciudades del país, se ubicó en 13,9 por ciento, precisó el estatal Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE).
Al cierre del quinto mes se contabilizaron en el área urbana 1,27 millones de desempleados y 8,43 millones de empleados.
Mientras tanto, la Tasa Global de Participación, es decir la cantidad de personas con trabajo y las que están en búsqueda de empleo disminuyó levemente en mayo pasado a 62,1 por ciento desde 62,3 por ciento en el quinto mes del 2005.
En tanto, el desempleo nacional, una medida más amplia, se redujo al 11,8 por ciento en el quinto mes de este año, en comparación con el 12,5 por ciento que se registró en mayo del 2005, precisó el DANE.
El reelegido presidente de Colombia, Alvaro Uribe, quien asumirá para su segundo periodo consecutivo el próximo 7 de agosto, tiene como uno de sus principales desafíos reducir la pobreza y el desempleo que afecta a este país de 41,2 millones de habitantes.
El DANE no ofreció ninguna explicación a la reducción del desempleo urbano y nacional en mayo pasado.
Sin embargo, analistas la asociaron con el crecimiento de la economía de 5,23 por ciento en el primer trimestre del 2006, frente a igual paso del 2005, por el impulso de los servicios financieros, transporte y comunicaciones y comercio, que emplean una cantidad considerable de personas.
Reuters